Jessica Stockholder

Inicio / Patrimonio y Cultura / Exposiciones / Jessica Stockholder

Jessica Stockholder

Del 14 de diciembre de 2012 al 31 de marzo del 2013, sede Vigo

La Fundación Barrié muestra en su sede de Vigo la exposición de Jessica Stockholder, la primera retrospectiva en España en torno a la obra de la artista norteamericana.

Ejemplo indiscutible de lo que se ha denominado como pintura expandida, Jessica Stockholder (Seattle, EE.UU.,1959) es una de las artistas más influyentes y valoradas de su generación en el ámbito internacional.

En esta producción propia de la Fundación Barrié, que ocupa todas las salas de la sede viguesa, Jessica Stockholder presenta varias instalaciones y más de una decena de trabajos recientes, entre ellos la pieza 8066, que forma parte de la colección de  pintura contemporánea de la Fundación.

La artista distribuye las obras en el espacio de modo que el visitante pueda transitar la obra, añadiendo así, la experiencia de la contemplación. Su pintura se construye en base a objetos cotidianos, espacio y color, proponiendo la pintura como realidad, como ejemplo de expansión hacia lo escultórico y arquitectónico, aun cuando nos permite seguir hablando de pintura en términos de composición, espacio, color, ritmo, etc.; todo nos remite a la tradición de la pintura salvo la superación definitiva del concepto del marco.

Para David Barro, comisario de la exposición, siempre que hablamos de Jessica Stockholder, lo hacemos de una pintura donde el tiempo se experimenta. Todo se expande a partir de un desbordamiento de lo pictórico en lo escultórico y sus posibilidades respecto a la arquitectura: "las obras de Jessica Stockholder muestran la compleja relación entre el espacio ilusionista de la pintura y la presencia física de la escultura, la instalación y la arquitectura, integrándose y dependiendo del lugar, entre lo ilusorio y lo material, lo social y lo doméstico, lo público y lo privado. En sus obras todo se desborda, hasta el propio margen, y la realidad de la pintura, así como la realidad pintada, insisten en el fragmento como continuidad para sumar un tiempo más, tan imaginario como aporético, tan concreto como inconmesurable".

CONTENIDOS RELACIONADOS