Inicio / Exposiciones / Graciela Iturbide / Didáctica de la exposición Graciela Iturbide / Actividades para familias

Más Información para familias

PROGRAMA EDUCATIVO PARA GRACIELA ITURBIDE
 
“Retengo en imágenes los encuentros casuales externos y las finalidades internas. Busco atrapar la vida en la realidad que me rodea, recordando que mis sueños, mis símbolos y mi imaginación son parte de esa vida. Busco descubrir mi propia nostalgia, en los seres humanos”
Graciela Iturbide
 
Graciela Iturbide, nacida en 1942, es una de las más grandes artistas mexicanas de todos los tiempos. Practica la fotografía analógica en blanco y negro, con la que crea su propio y reconocible universo simbólico. Para ella “la cámara es un pretexto para conocer la cultura y conocer el mundo”. Desde sus primeros trabajos sobre las tribus indígenas mexicanas, ha recorrido con su cámara infinidad de ciudades y países; Cuba, Alemania oriental, India, Madagascar, Hungría, Mozambique, Estados Unidos, París, Roma, son algunos de los lugares que ha visitado con su cámara. Allí ha retratado a mujeres, naturaleza, objetos... siempre de un modo extremadamente personal, en el que además de retratar otras culturas se retrata a ella misma.
 
OBJETIVOS EDUCATIVOS:
-Conocimiento y Análisis de las posibilidades comunicativas de la Fotografía.
-Estimular la capacidad de análisis visual.
-Promover la creatividad.
-Potenciar las destrezas comunicativas interpersonales.
 
Actividades didácticas para Familias

RITUALES COTIDIANOS

La visita de Graciela al pueblo de Juchitán se plasmó en 1989 en un libro titulado “Juchitán y las mujeres”. Durante su estancia la fotógrafa descubrió allí una sociedad matriarcal, en la que las mujeres manejaban la economía y tomaban las decisiones que organizaban la vida en la comunidad. Eran unas mujeres muy politizadas e independientes que sorprendieron a la artista, con las que logró una profunda complicidad, y que además realizaban fiestas a diario. En Juchitán habían estado el cineasta soviético Eisenstein, el fotógrafo francés Cartier-Bresson, además de los pintores mexicanos Diego Rivera y  Frida Kahlo o la fotógrafa Tina Modotti.
 
Ésta plasmación de un universo femenino en tareas cotidianas, que mezclan el trabajo y la fiesta, será el punto de partida de las fotografías que tomarán las familias que participan en el taller. Pero no nos limitaremos sólamente a tomar fotografías de mujeres, sino que el juego y subversión de los roles de género será el principal tema de reflexión. Todo ello desde un punto de vista divertido y desinhibido, en el que los más pequeños tomarán un papel protagonista. Enriqueceremos los contenidos de las imágenes con el universo simbólico que nos proporcionarán infinidad de objetos que estarán a disposición de los participantes.