Inicio / Sala de prensa / Inauguración VI Conferencia General AEF

BUSCAR

FILTRAR

ÁREA
FECHA

Memoria Anual 2015

Memoria corporativa y ediciones anteriores

SUSCRIPCIÓN AL NEWSLETTER

Reciba en su correo toda la actualidad de la Fundación Barrié

Suscribirse

CONTACTO DE PRENSA

Suzana Mihalic
Directora de Comunicación e Imagen Corporativa


T. +34 981 060 091 / 659 459 030
smihalic@fbarrie.org


La Fundación Barrié acoge este evento con motivo de su 50 aniversario.

23-11-2016

José María Arias, presidente de la Fundación Barrié, en un momento del acto
© Fundación Barrié

La puesta en valor del papel de las Fundaciones en un mundo en cambio centró los discursos inaugurales de la VI Conferencia General de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), que se está celebrando hoy, miércoles, en la sede de la Fundación Barrié, en el marco de los actos conmemorativos del 50 aniversario de la entidad gallega.
 
El Presidente de la Fundación Barrié, José María Arias Mosquera, y el Presidente de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), Javier Nadal, inauguraron la Conferencia en sendas intervenciones en las que destacaron la importancia que las Fundaciones tienen en el marco de un mundo en pleno cambio de paradigma social y político.
 
En esta línea, José María Arias Mosquera apuntó que igual que las abejas tienen la doble función de producir cera y miel y polinizar las flores para crear fruto y ser así decisivas en la preservación de la vida, las fundaciones tienen también “una doble vertiente, tanto en su trabajo en el día a día como en su labor más profunda, a medio y largo plazo, que permite que determinados elementos que ya están ahí se ordenen debidamente para fructificar, así como en la  medida de nuestras posibilidades fomentar la aparición de nuevos elementos”.
De esta manera, las Fundaciones “no pretenden suplir la labor de empresas, del Estado o de los individuos, sino oxigenar la sociedad y dotarla de nuevos puntos de vista”. Para ello, el Presidente de la Fundación Barrié apuntó tres denominadores comunes básicos a este tipo de asociaciones: la acción conjunta que garantice el reconocimiento legislativo del derecho de fundar; la necesidad de profesionalización, de que las acciones de las Fundaciones se perciban como una inversión que espera resultados, y la transparencia para rendir cuentas a la sociedad a la que sirven.
En este sentido, recordó que la Fundación Barrié figura en los primeros puestos de los ránkings de transparencia como muestra de compromiso con este principio que “lejos de limitarnos, nos protege”.
 
Arias Mosquera mencionó la labor de la Fundación Barrié con el cometido de “mejorar las condiciones de vida y de futuro de los gallegos y también del resto de los españoles”, y recordó la figura de su fundador, Pedro Barrié de la Maza, al que “lo que le interesaba es que los gallegos estuvieran más preparados para afrontar su futuro”, de ahí que la educación sea un campo prioritario de actuación para esta entidad.

También tuvo un recuerdo para Carmela Arias, quien recogió a la perfección el espíritu de Pedro Barrié al instar siempre a la Fundación Barrié a tener “una visión de futuro”. “Las Fundaciones tienen que ir siempre un paso por delante de la sociedad a la que sirven”, abundó.
El presidente de la Fundación Barrié reflexionó sobre la sociedad actual, inmersa en un proceso de recomposición ideológica, social y política, en el que “las Fundaciones tiene un papel fundamental en la construcción de la sociedad desde el campo que cada una elija para seguir haciendo camino”.
“El mundo será más humano mientras las Fundaciones sigan haciendo su labor”, concluyó.
 
Por su parte, el Presidente de la AEF, Javier Nadal, suscribió las palabras de Arias Mosquera y añadió que “allá donde hay una necesidad, hay una Fundación”. Después de felicitar a la Fundación Barrié por su 50 aniversario y de poner en valor su papel en la consolidación del movimiento fundacional, Javier Nadal destacó la importancia de un sector que se ha convertido en un agente de desarrollo social y económico de primer nivel al canalizar una parte cada vez más significativa de las iniciativas privadas orientadas al cumplimiento de fines de interés general, con 8.500 fundaciones activas y más de 200.000 trabajadores.
 
También se refirió a los objetivos de esta VI Conferencia General de la AEF, centrados en “reflexionar sobre un mundo en cambio y compartir y conocernos mejor dentro del movimiento fundacional”. Así, apuntó que la primera parte de la conferencia tratará sobre “el mundo que nos espera”, reflexionando sobre los retos de la globalización, la revolución tecnológica, el cambio climático “que no sabemos a dónde nos llevará, pero en el que la labor de laboratorios sociales que ejercen las Fundaciones debe ser importante”. Asimismo indicó que la segunda parte de la Conferencia será sobre “el mundo que no espera”, en alusión a los retos presentes que “están ya en nuestro entorno”.
Por último, aludió a la primera edición de los premios AEF, destinados por una parte a poner en valor la filantropía y mejorar la percepción que la sociedad tiene de ella, y también para destacar la importancia de la cooperación y la innovación en el mundo fundacional.

RECURSOS DISPONIBLES

Imágenes